Jul 062012
 

Me estoy tomando un blue label con la puerta de la terraza abierta, oyendo como monzonea Delhi por primera vez este año, y me quedan muy pocas horas para coger el avión a casa y no sé si contar lo que siento… disfrutando, escuchando música nueva, es casi como la meditación transcendental. Lastima que en al ashram no puedas tener el blue label.

Es una despedida relámpago ya que dentro de muy poco estaremos de nuevo aquí. Los últimos seis meses han sido duros, mayo y junio, duros de pelar. Me voy con más ganas que nunca desde que estoy en indianapolis. El calor, el trabajo, la intensidad para lo bueno y para lo malo de este país le pasa factura a cualquiera.

La mejor experiencia aquí son los nuevos amigos que hacemos y los últimos meses han sido un chorreo de despedidas, y se nota mucho. No nos podemos quejar de la fantástica panda de amigos que tenemos, son un tesoro, sin ellos esto sería imposible del todo.

Pero se echa de menos a los de siempre, con los que has compartido tanto. Muchas veces en medio de indianapolis me acuerdo de alguno de ellos y pienso en las risas que se pegaría si me viese por un agujerito.

En fin, que estoy inspirado, escuchando un pedazo de disco, como hace tiempo de agustito que no lo hacía. Y dentro de un rato nos pillamos el vuelo a Estambul, a pasar el fin de semana y un bañito turco, buena comida, el Bósforo… El lunes y martes curro en Madrid, y el miércoles muy prontito llegaré a la playa de san juan… Por cierto, tenemos fiesta benéfica en el chiringuito de la albufera. El sábado 14, con paella y más sorpresas.

Deja un comentario

Translate »