Jul 252016
 

Si te gustan los templos milenarios, la ciudades legendarias y tienes espíritu de Indiana Jones, India es tu destino, látigo y sombrero en mano…

1. Golden Temple – Amritsar – Punjab

A una hora y pico de vuelo desde Delhi, en el noroeste, en el estado de Punjab a sólo 30 kilómetros de la frontera y 50 km de Lahore, la segunda ciudad más importante de Pakistán, se encuentran Amritsar y templo de Oro, en el centro de  la ciudad sagrada del Sijismo.
El Templo Dorado es una gurdwara (Templo) Sikh en la ciudad de Amritsar, construido en el siglo XVII y famoso por el asalto de la tropas de Indira Gandhi en 1984, cuando los Sikhs intentaron conseguir su independencia.
En lugares como este, te das cuenta de que son 1.200 millones de almas, los habitantes de este país. Hay mucha gente en todas partes. Los peregrinos llegan al Templo desde todos los confines de India, para cumplir con la tradición. Durante el día la temperatura rondaba los 40 grados y es impresionare ver como hacen la cola de espera, apretados como las sardinas en una lata, para entrar en el templo y cumplir con la tradición.
Acuden vestidos con su mejores galas y pasan el día en el gran reciento que rodea el Templo Dorado, comiendo y bebiendo mucha agua, para después sobre los relucientes y refinados suelos de mármol, hacer una buena siesta a pierna suelta. El ambiente es acogedor y se respira paz y sosiego a pesar de la muchedumbre.
Los peregrinos se bañan en las aguas sagradas repletas de enormes truchas. Usan las cadenas para agarrarse porque no saben nadar. Todo transcurre bajo la atenta mirada de los guerreros Sikhs, que portan un traje azulón, y cinturones amarillos, vigilan que todo esté en su sitio.

Golden Temple en Punjab

 

2. Chaturmukha Temple – Ranakpur – Rajasthan

Ranakpur se encuentra en las estribaciones de la cordillera Aravalli, una cadena de unos 700 km kilómetros, con un altura máxima de 1700 m., que discurre por los estados de Gujarat, Rajasthan, y Haryana, en el nordeste del país. Exactamente está situado al sur de la ciudad azul, Jodhpur.
El Jainismo es una religión que fue creada en el siglo VI aC por Majavirá. Hay 24 dioses jainistas, llamados tirthankares. Adinath es uno de ellos y es a quien está dedicado el templo,  el más bonito y también el mayor de los templos jainistas de India.
Fue construido en el siglo XV por un comerciante local Dharma Shah, después de tener un sueño, dice la leyenda
La construcción se divide en 29 salas, con la planta en forma de cruz y contiene 1.444 columnas de mármol, coronadas con preciosos capiteles, todo ello exquisitamente esculpido y además de manera diferente. La planta simboliza los cuatro puntos cardinales y el cosmos.
La arquitectura Maru-Gurjara es una muestra de la profunda comprensión de las estructuras y las grandes habilidades de los artesanos y constructores de épocas pasadas.
Debido a que el Jainismo es una religión extremadamente respetuosa con lo animales, siempre hay un monje barriendo para evitar que los insectos sean pisados.
A sólo 90 km del templo se encuentra la ciudad de Udaipur, la romántica Venecia de Rajastán. Una preciosa ciudad construida alrededor de canales y lagos.

Ranakpur en Rajasthan

 

3. Palitana Temples – Satrunjaya – Gujarat

Los templos jainistas de Palitana están en la colina Shatrunjaya, cerca de la ciudad de “la ciudad de los templos”, en el distrito de Bhavnagar, Gujarat, y es la concentración de templos más grande del mundo. Es uno de los dos sitios santos de peregrinación de los jainistas, que creen que una visita es obligatoria en la vida, para luego poder alcanzar el nirvana o la salvación.
863 son los templos de mármol tallados sobre la colina. El templo principal se alcanza después de 3500 escalones y está dedicado a Rishabha , el primer Tirthankara.
Están construidos en mármol blanco, con pilares tallados durante más de 900 años. La construcción se hizo en dos fases, la primera en los siglos XI y XII, y la segunda desde el siglo XVI.  Los más importantes son las de Adinath, Kumarpal, Sampratiraja, Vimal Shah, Sahasrakuta, ashtapada y Chaumukh. Algunos de ellos llevan el nombre de los hombres ricos que pagaron su construcción. El principal está dedicado al Señor Rishabdev, el primer Tirthankar. Los templos están divididos en nueve zonas. Cada una tiene un templo central y otros menores alrededor. Están agrupados de forma sistemática, variando en la altura y el espacio que ocupan. Todos tienen cuatro puertas para que los dioses sean visibles desde los cuatro puntos cardinales. Los más grandes contienen salones de mármol con torres y varias aberturas, rodeados de altas murallas. Los interiores se tallaron con diseños geométricos.

gujarat

 

4. Ellora y Ajanta – Aurangabad – Maharashtra

Ellora está a 30 kn de Aurangabad, en Maharashtra y es Patrimonio de la Humanidad y conocido por sus cuevas monumentales. Representa el resumen de la arquitectura india excavada en roca.
Las 34 estructuras excavadas en las colinas Charanandri son templos budistas (cuevas 1-12), hindúes (las cuevas 13-29) y jainistas (cuevas 30-34). Este grandioso legado demuestra la armonía religiosa durante este período de la historia de la India, los templos fueron construidos entre los siglos V y siglos XII. El mejor templo es el hinduista de Kailasa. Diferente a todos y en lugar de estar excavado de fuera para adentro, lo está de arriba hacia bajo. Cualquier calificativo queda corto para describir Kailasa, para hacer este templo se extrajeron 400.000 toneladas de roca y sus dimensiones son como dos veces el Partenón de Atenas.
Las cuevas de Ajanta a unos 100 km de Ellora, son más pequeñas pero más antiguas que las de Ellora y están consideradas como las primeras instituciones monásticas del país. En total son treinta cuevas budistas que empezaron a ser cavadas en el siglo segundo antes de Jesucristo. En el interior contienen pinturas y esculturas descritos por el Servicio Arqueológico de India como “los mejores ejemplos del arte rupestre de India”.
Son obras maestras del arte religioso budista, con figuras de Buda y representaciones de los Jataka. Los cuevas fueron construidas en dos fases, la primera a partir del siglo segundo antes de Jesucristo y el segundo grupo de cuevas en torno a los años 400 y 650 de nuestra era.

ellora

 

5. Chand Baoli – Abhaneri – Rajasthan

Abhaneri está situado a una distancia de 95 km de Jaipur, en la carretera de Jaipur-Agra. Abha Nagri, que significa “ciudad de brillo” fue su nombre original, pero debido a su mala pronunciación, este cambió a Abhaneri .
El pozo de agua Chand Baori consta de 3.500 escalones y una profundidad de 13 pisos. Su profundidad es de unos 30 metros.
Chand Baori es uno de los monumentos más antiguos y atractivos en Rajasthan, construido por el rey Chanda de la dinastía de Chauhan entre los años 800 y 900 y dedicado a Hashat Mata , la diosa de la alegría y la felicidad.
El estado de Rajasthan es extremadamente árido, y el diseño y la estructura final se hizo para conservar la mayor cantidad de agua posible. En la parte inferior del pozo, la temperatura es 5-6 grados más baja que en la superficie.
El pozo también fue utilizado por la comunidad como lugar de reunión. Uno de los lados del pozo tiene un pabellón y sala de descanso para la familia real.

Chand Baoli

 

6. Khajuraho – Madhya Pradesh

En Khajuraho, Madhya Pradesh, se encuentra un grupo de milenarios templos hindúes y jainistas. Son famosos por las esculturas eróticas que los adornan. Los “Templos del Kamasutra” estaban perdidos en la jungla, siendo descubiertos por casualidad en 1830 por un explorador británico. Ahora son Patrimonio de la Humanidad.
La mayoría de los templos de fueron construidos entre 950 y 1050 por la dinastía Chandela. Originalmente, había más de 80 templos de siglo 12, repartidos en 20 kilómetros cuadrados. De todos éstos, sólo unos 20 templos se conservan, repartidos en 6 kilómetros cuadrados.
El grupo oriental incluye tres templos conocidos como Brahma, Vamana y Javari y tres templos jainistas, el Ghantai, Adinath y Parsvanath.
El grupo occidental, el más grande, compacto y céntrico en Khajuraho, incluye algunos de los monumentos más destacados. El templo de Lakshmana, el templo Matangesvara y el de Varaha forman un complejo, los templos de Visvanatha y Nandi no están lejos de ellos. El Chitragupta, Jagadambi y los templos de Kandariya Mahadeva están a un paseo al oeste. El grupo occidental de monumentos es el que se encuentra en mejor estado, mantenido por el Servicio Arqueológico de la India, en medio de prados verdes, arbustos y flores de colores.
Las esculturas de deidades hindúes, bailarines y músicos parecen tan naturales como si fueran a volver a la vida en cualquier momento.

khajuraho

 

7. Hampi – Karnataka

Hampi es una población en el norte de Karnataka, engullida dentro de las ruinas de la ciudad de Vijayanagar, la capital del Imperio Vijayanagara. Es un importante centro religioso, Patrimonio de la Humanidad, que alberga el Templo Virupaksha, así como varios otros monumentos pertenecientes a la ciudad antigua.
Hampi es también conocida como la Ciudad de la Victoria y fue la capital del Imperio Vijayanagar de 1336 a 1565, ocupando un área de de 26 kilómetros cuadrados en el valle del río Tungabhadra. En el siglo XIV Vijaynagar tenía alrededor de 500.000 habitantes (0,1% de apoyo de la población mundial entonces), siendo la segunda ciudad más grande en el mundo después de Beijing y casi tres veces el tamaño de París.
Originalmente la ciudad contaba con siete líneas de fortificaciones. Estas tenían un gran número de bastiones y puertas de enlace. La séptima fortificación más interna cerraba la ciudad principal y es la mejor conservada. Los monumentos existentes se dividen entre edificios religiosos, civiles y militares. El más antiguo entre ellos, el santuarios de Shiva, con sus piramidales escalonadas, son de la dinastía chalukya sobre el siglo X.
Durante el siglo XV fue visitada por italianos y persas, y en el siglo XVI por los portugueses. Domingo Paes vivió en Hampi durante dos años, describió al monarca de Hampi, Krisnadeva Rai, como perfecto en todo. En el siglo XVI, el viajero persa Abdur Razzak, escribió: La ciudad era tan grandiosa que sus ojos nunca había visto nada parecido y que no tenía conocimiento de existir en el mundo lugar como este.

hampi

 

8. Lepakshi – Andhra Pradesh

Lepakshi es un pequeño pueblo en Andhra Pradesh. Se encuentra aproximadamente 120 km al norte de Bangalore. Aquí se ubican templos milenarios dedicados a Shiva , Vishnu y Veerabhadra, construidos durante la época Vijayanagar. Los templos contienen frescos de los reyes Vijayanagar y Kannada. Cerca del templo hay una gran escultura escultura monolítica de granito del toro Nandi, el toro blanco de Shiva. Mide 5 m de altura y 8 m de largo. La leyenda cuenta que fue tallado en una sola piedra por escultores mientras esperaban a sus madres preparando el almuerzo.
En la colina de Kurma Saila están los templos de Papanatheswara, Raghunatha, Srirama y Durga. El templo Veerabhadra fue construido por los hermanos Viranna y Virupanna con el estilo arquitectónico Vijayanagar en el siglo XIV y contiene los frescos en el techo más grandes encontrados en Asia, principalmente escenas de Rama y Krishna de historias épicas del Ramayana.

Lepakshi

 

9. Sanchi – Madhya Pradesh

Sanchi es un pueblo en Madhya Pradesh, a 46 km al noreste de Bhopal, en la parte central del estado. Es la ubicación de varios monumentos budistas del siglo III ac. y es uno de los lugares más importantes de peregrinación de los budistas.
La ‘Gran Stupa’ de Sanchi es la estructura de piedra más antigua India y fue construida por el emperador Ashoka el Grande. Su centro es una sencilla estructura de ladrillo semiesférica, construida sobre las reliquias de Buda. Fue coronada por el “chatra”, una estructura similar a una sombrilla, que simboliza un alto rango, destinado a honrar y albergar las reliquias. Tiene cuatro puertas ornamentales talladas y una balaustrada que rodea toda la estructura.
Un oficial británico en 1818, el general Taylor, descubrió las ruinas para el mundo occidental. Entonces arqueólogos aficionados y buscadores de tesoros asolaron el sitio hasta 1881, que se inició el trabajo de restauración. Entre 1912 y 1919 las estructuras fueron restauradas a su condición actual bajo. Hoy en día hay alrededor de cincuenta monumentos en la colina de Sanchi, incluyendo tres estupas y varios templos. Los monumentos son Patrimonio de la Humanidad desde 1989.

sanchi

Deja un comentario

Translate »