Abr 012020
 

Cambio de hábitos

Últimamente cada vez que leía o escuchaba algo sobre la huella de carbono el subconsciente me decía que era el momento de ser justo y consecuente. Pero no hacia nada, el día a día era más importante que cualquier tipo de huella. Estos días de cuarentena tan diferentes a lo habitual han conseguido, por un motivo u otro, que tenga el tiempo y las ganas de saber más sobre la huella de carbono.

Después de buscar documentación en la red y leer muchas notas e informes he tomado dos decisiones:

Compensar mi huella de carbono en viajes de trabajo y ocio.

Recomendar en los viajes de Aventura en India la compensación de la huella de una manera sencilla, clara y rigurosa.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es un indicador ambiental que mide la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto. Tal impacto ambiental es medido llevando a cabo un inventario de emisiones de GEI o un análisis de ciclo de vida según la tipología de huella, siguiendo normativas internacionales reconocidas, tales como ISO 14064, ISO 14069, ISO 14067, PAS 2050 o GHG Protocol entre otras.
La huella de carbono se mide en masa de CO2 equivalente en toneladas. Una vez conocido el tamaño y la huella, es posible implementar una estrategia de reducción y/o compensación de emisiones, a través de diferentes programas, públicos o privados.

Impacto del turismo

Se determinó que entre 2009 y 2013, la huella de carbono global del turismo aumentó de 3.9 a 4.5 Gt de CO2, lo que representa alrededor del 8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Los investigadores señalan que los turistas también deben asumir responsabilidades a la hora de planificar sus vacaciones: hay que volar menos y pagar algo para la reducción de la huella de carbono que van a generar. Es preciso asumir que debemos practicar un turismo de bajo impacto ambiental, concluyen.

Soluciones prácticas

Una opción para los turistas / viajeros responsables es compensar la huella de carbono invirtiendo económicamente en programas de reducción de carbono a la atmósfera. Entre ellos se encuentran proyectos de reforestación, energías renovables o proyectos comunitarios.

Ejemplo de cálculo de la huella de carbono

Voy a calcular la huella de carbono que deja una pareja (Dos personas) en un viaje desde Valencia a Argentina de doce días para conocer Buenos Aires, el fin del mundo en Ushuaia, el glaciar Perito Moreno y las cataratas de Iguazú.

El cálculo empieza por los vuelos: De Valencia a Buenos Aires vía Madrid, ida y vuelta. Luego domésticos. Desde Buenos Aires → Ushuaia → El Calafate → Buenos Aires e Iguazú, ida y vuelta desde Buenos Aires. Unos 27.887 km, casi una vuelta al mundo. Jugando al redondeo ya veo que en un viaje de turismo de larga distancia los vuelos internacionales son casi el 90% de las emisiones GEI.

El total de kilómetros en transporte terrestre que he puesto en el cálculo son 750 en furgoneta.

Y por último once noches en hoteles de tres estrellas, con desayuno 🙂

Compensa la huella de tus viajes

El viaje vacacional para dos personas de doce días en Argentina desde España ha generado más de nueve toneladas de CO2

Este es mejor momento. Elegir cómo compensar tu huella en un proyecto con las garantías de las normativas internacionales reconocidas de las que hablamos antes, de los consultores y gestores de esos proyectos.

Después del cálculo de la huella de carbono sigue la opción de compensar, abriéndose una ventana con los diferentes proyectos y el precio por tonelada, que en cada uno de ellos es diferente.

Conclusión final

El viaje que hemos utilizado en el cálculo tiene una valor aproximado de 2.500 € por persona, vuelos y todo incluido, menos algunas comidas. Por otro lado vemos que el importe medio de los proyectos para compensar la huella de carbono del viaje es 80 €, dos personas. Por persona son solo 40 €, alrededor del 2% del precio viaje.

A mi me parece muy barato para lo que te llevas después un viaje. Los que viajamos en moto lo sabemos muy bien y os animo a todos a viajar con emisiones 0 compensando la huella. Aquí os dejo una calculadora con opción motocicleta, para que no tengáis escusas.

Calculadora de huella de carbono para los viajes en moto:
https://calculator.carbonfootprint.com/calculator.aspx?lang=es&tab=5

Alguno artículos sobre estudios científicos, incluidos en la biografía de este post, dicen que estamos a tiempo ahora de compensar los efectos de los GEI para el futuro reforestando grandes áreas. Esos árboles en un par de decenas de años generarán el aire que respirarán nuestros nietos.

En todos nuestros viajes podemos reducir el efecto de los GEI y aplanar la curva, como con el corona virus. Conseguir que el cambio climático no sea un gran drama para la humanidad.

¿Te gusta plantar árboles?

Bibliografía:

Consultores y gestores de proyectos:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: