Ene 142017
 

 

 

 

5.500 km de Aventura en India en motocicleta con la Royal Enfield Himalayan.
Un viaje en pareja por el Himalaya y el sur de India.

 

 Mapa

Desde que llegué a India en 2010 estoy seducido por el  “Otro planeta”. Actualmente represento a una empresa tour operadora india en España. También soy tour leader de viajes en moto por India y Nepal. Este gran país me ha enseñado a llevar otro ritmo y me ofrece experiencias divertidas y más humanas.

El pasado mes de septiembre hice un viaje con mi mujer en moto por India de dos meses de duración. Recorrimos el valle de Spiti en el Gran Himalaya, circulando por pistas con grandes precipicios del antiguo Reino del Tíbet. Visitando monasterios budistas milenarios encaramados en colinas de cuentos de hadas.

Después viajamos hacia el sur desde la cuevas de Ajanta y Ellora, en el centro del país, Aurangabad, Maharashtra. Visitamos Hampi, capital del Imperio Vijayanagara, en el valle del río Tungabhadra. Desde allí fuimos a Goa para un descanso. Luego hicimos una fantástica ruta por el sur de India, recorriendo los Western Ghats. Atravesamos los estados de Karnataka, Tamil-Nadu y Kerala.

En total 5.500 km con la Royal Enfield Himalayan, Burry para los amigos. Por todo tipo de carreteras y no carreteras. Siendo una motocicleta categoría Trail, de baja cilindrada (410 cc), sin ordenador de abordo, ni electrónica, de mecánica sencilla y dentro de un rango de moto económica, voy a destacar sus cualidades. Las que hemos descubierto y disfrutado en estos 5.500 km de viaje en pareja sobre Burry.

 

Ergonomía

Una de mis principales preocupaciones era que Marta no está acostumbrada a subir en moto. Necesitaba una moto cómoda para ella. Hace un rato le he preguntado qué destacaría de la Himalayan y me ha dicho: Lo cómoda que es. El asiento es grande y mullido, con un escalón separando la posición del pasajero del piloto. Hicimos días de más de 8 horas en moto, con las paradas, el sube y baja. Los primeros días del viaje le preguntaba al final de las jornadas si le dolía algo. No, estoy muy bien, me decía.

A mi me pareció cómoda desde la primera vez que me subí. Los 800 mm de altura del asiento son asequibles para mi metro casi setenta. El manillar es ancho y alto, se lleva bien durante horas. No tuve ningún dolor muscular debido a la postura del conductor. Recuerdo la etapa entre Hampi y Goa de 400 km, una de las más largas. Más de 10 horas, con los sube y baja, el tráfico loco, los grandes atascos. Como si nada, y considerando la carga que llevábamos, dos alforjas y una mochila grande en el portaequipajes trasero.

 

 Daniel y Marta

 

Pistas en el Gran Himalaya

Capacidad de carga

Unos 150 kilos de carga en total con los dos pasajeros y el equipaje fue lo que soportó sin hacer amagos de notarlo la Himalayan.  Tuvimos todo tipo de subidas, en marchas cortas y largas. A pesar de los 182 kg de peso en vacío de la Himalayan, siempre notaba que llevaba una moto ligera, fácil de conducir. Recuerdo antes de empezar el viaje pensar en cruzar los pasos del Himalaya con la moto cargada y temer la falta de potencia. Nada de eso pasó después, sin forzar, con la moto en rodaje, 3.000 rpm.

Comportamiento en pistas montaña

Las carreteras del Himalaya se arreglan todos los veranos, las que pueden, claro. Así que puedes ir por una vía perfectamente asfaltada y de repente convertirse en una pista, de piedra o arena. En esas situaciones, que a veces llegan sin estar alerta, como baches, la Himalayan responde con la suspensión, de 200 mm delante y 180 mm atrás, absorbiendo perfectamente cualquier imprevisto. Moto cargada y pasajero.

Sin pasajero y sin ir buscando límites, romper la moto significa acabar el viaje, tuve las sensaciones de una moto de cross. Hasta llegué a sacar la pierna un par de veces. Muy divertida entrando y saliendo de curvas cerradas, utilizando el cuerpo, sin rebotes. Con la parte trasera recta sobrepasando piedras. En cuanto te levantas sobre las estriberas el control es total. En esto me recuerda también a las motos de cross.

La postura erguido es muy cómoda y da mucho juego en la Himalayan haciendo off road.

Sobre pistas más rápidas también disfruté mucho sin pasajero. La subí hasta los 80 km/h sin tener sensación de perder el control. Sobre la arena en pistas rápidas, la gran rueda delantera abre camino con una llanta de 21” y rueda de 90 mm. La moto no cabecea hacia los lados.

El freno delantero sin ABS con la moto cargada requiere de mucho tacto en zonas de piedras sueltas o gravilla.

 

 

Comportamiento en carreteras de montaña

En las carreteras más empinadas del Himalaya la moto respondió siempre bien y sin forzar. Solo subidas muy puntuales adelantando hasta 4.500 rpm. Con un buen margen hasta las 6.500 donde empieza la zona roja del cuenta vueltas. A 3.000 rpm muy constantes, en la primera marcha sube cualquier pendiente de carretera cargada con soltura, a una velocidad moderada.

En curvas la Himalayan se mantiene muy estable y manejable. Hay que tener cuidado con carga y en las curvas de izquierda, cerradas con peralte.  El saliente para apoyar en el caballete principal roza en las tumbadas.

A la hora de adelantar autobuses, el excelente par motor ayuda mucho.  La moto gira y se mueve con agilidad, como una pluma. El freno delantero lleva un disco de 300 mm y doble pinza. Algunas veces me daba la impresión de quedarse un poco escaso, bajando mucha pendiente en pedregales, con toda la carga. Para eso está la ayuda del trasero pensaba.

Comportamiento en vías rápidas con tráfico

En Maharashtra y Karnataka utilizamos autovías de doble carril y otras carreteras en peor estado. Siempre con un intenso tráfico de camiones. En las pocas zonas sin tráfico llegue a los 100 km/h, No tiene las vibraciones de sus hermanas las Bullet. El gran par motor de la Himalayan hace que los adelantamientos de camiones sean cómodos. Seguridad y buena respuesta del monocilindro de 411 cc.

Comportamiento en ciudad

En ciudad la moto es igual de ágil y cómoda. Su anchura máxima de 840 mm permite pasar entre los atascos con holgura. La moto tiene un radio de giro que permite todo tipo de virajes para llegar el primero al semáforo. En India las ciudades no están tan bien terminadas como aquí y el arcén siempre suele ser de tierra, tras un gran escalón. Y ahí la Himalayan es imbatible.

 Aventura en India en Spiti

 Royal Enfield Himalayan

 

Estética

Tengo que decir que la Himalayan en las fotos no me gustaba. Pero todo cambio la primera vez que la vi. Me dio una sensación de moto fuerte y resistente. El parabrisas es muy útil y te acostumbras rápidamente. También sirve para colgar deidades. La moto me fue enamorando con su belleza poco a poco. El primer día que hice una pista de montaña sin carga y solo. Ese día descubrí su medidas perfectas desde la parte trasera. La finura y delgadez, apoyada en el neumático mixto de 120 mm. Es una moto muy diferente estéticamente al resto y eso le da carácter y personalidad.

Averías

En todo el viaje no ha tenido una sola avería. La moto no ha dado problemas técnicos. Rompí la pata de cabra en un speed breaker en la estación de autobuses de Kullu. Partí el anclaje del muelle en la pata. Tuve que sacar la cinta aislante y atar la pata. Hasta su reparación en Dharamshala fue muy incómodo bajar de la moto con la carga y sin la pata.  Luego fue fácil soldando un clavo y buscando el muelle adecuado.

A los 1.000 km le cambiaron el aceite en el servicio oficial de Manali. Revisaron filtros y apretaron los tornillos. En teoría hasta los 10.000 km no hace falta preocuparse del aceite.

Algo negativo

La única pega que le puedo sacar a la Himalayan es la dureza de caja de cambio. Al final te acostumbras, deja de ser problema. Pero es un aspecto a mejorar. Como la falta de perfecta sincronía entre la marcha que figura en el cuadro y la que llevas puesta. Esto hace calar al señalar neutral y tener metida una marcha.

 

Conclusión

La nueva motocicleta de Royal Enfield es perfecta para las condiciones de la carreteras que encontramos en el Gran Himalaya. Es una moto ligera y alta, muy cómoda de conducir. Tanto sobre asfalto como sobre pista su estabilidad es buena. Su motor siempre ayuda, en cualquier tipo de terreno o condición, con suficiente potencia. Ese gran par motor que hereda de las Bullet sigue siendo una maravilla.

 

Vídeos de la Aventura en India

Spiti en motocicleta – El corto y resumen

Resumen del viaje de Daniel y Marta por el Gran Himalaya indio entre los valles de Kinnaur, Baspa, Spiti y Lahaul. Antiguas tierras del Reino del Tíbet.

Ruta de las plantaciones en la Himalayan

Un recorrido en motocicleta por el sur de India, rodando por marcos naturales excepcionales en los estados de Karnataka, Kerala y Tamil-Nadu. Un fantástico viaje por tierras fértiles, prósperas, cruzando parques nacionales, reservas naturales de vida salvaje.

Hampi con la Royal Enfield Himalayan

Subiendo escaleras con la moto, por un sitio lleno de templos, monos, cabras, buscando un bar para pasar el trago.

Solapur Express

Etapa cruzando Maharastra de 340 km entre Aurangabad y Solapur. Cientos de camiones los dueños de la carretera. Para acabar hablando solo.

 

Más sobre el viaje de Daniel y Marta

http://blog.aventuraenindia.es/tag/viaje-en-moto/

Si quieres hacer los mismos viajes en grupo:

http://www.aventuraenindia.es/viajar-moto-spiti-himalayan.html
http://www.aventuraenindia.es/ruta-plantaciones-moto-alicia-sornosa-1.html

 

  2 Responses to “Himalayan de Royal Enfield: Prueba de Aventura en India”

  1. Felicitaciones y agradecimientos por los conceptos que seran muy utiles a quienes queremos tenerla en plan de aventura, ahora que esta de venta en Colombia.

  2. Muchas gracias Víctor

Deja un comentario

Translate »